Cinco ideas sobre los dientes que no son verdad y no debes creer

Internet nos permite acceder a ingentes cantidades de información en el instante en que la necesitemos. La respuesta a cualquier duda que nos pueda surgir está a solo un clic. Suena muy bien pero tiene una parte negativa: por la red de redes también circulan infinidad de bulos e informaciones que, si no son totalmente falsas, son cuanto menos inexactas: no puedes creer todo lo que ves en internet.

En lo referente a la salud bucodental, existen multitud de remedios caseros y creencias populares que se han repetido a lo largo de los años por ser supuestamente beneficiosos. Algunos de ellos tienen base científica, pero otros no.

Mitos sobre los dientes y la salud bucodental

Te vamos a exponer varias ideas en relación a los dientes y la salud bucodental muy extendidas, pero que son falsas.

Los dentífricos y colutorios, cuanto más fuertes mejor

Es falso. De hecho, si resultan excesivamente fuertes, irritan las mucosas produciendo dolor e incluso inflamación y lesiones.

Es normal que sangren las encías

Falso. En perfecto estado y utilizando el cepillo y productos adecuados (dentífrico, colutorios, etc.) las encías no tienen que sangrar. Si sangran es, o bien por un cepillado muy agresivo o con un cepillo o productos inadecuados, o bien porque están inflamadas. En este caso, consulta a tu dentista.

Hay infinidad de remedios caseros que prometen blanquear los dientes

La mayoría son muy agresivos para los dientes o para las mucosas, por lo que no deben utilizarse. El bicarbonato por ejemplo, está formado por cristales microscópicos que erosionan y destruyen el esmalte, capa protectora de nuestros dientes, pudiendo producir entre otras molestias sensibilidad dental. El limón daña el esmalte por ser excesivamente ácido. El agua oxigenada quema e irrita las mucosas y puede causar hipertrofia de las papilas gustativas, retracción de las encías y sensibilidad dental, entre otras complicaciones. Nuestro consejo si quieres someterte a un blanqueamiento dental es que acudas a profesionales.

Masticar chicle después de comer sustituye al cepillado

Falso. Si no es posible cepillarse los dientes, mejor eso que nada, ya que regula el pH de la boca y aumenta la producción de saliva, que protege contra las bacterias. Pero no es un sustitutivo, ya que no consigue eliminar los restos de comida que quedan entre los dientes como lo hacen el cepillo y la seda dental, no ofreciendo por tanto una protección tan eficaz contra la caries.

ideas falsas sobre los dientes

Los implantes dentales y sus mitos

Existen creencias falsas como que los implantes dentales son solo para gente mayor, que hay muchas posibilidades de rechazo, que solo pueden poner implantes las personas con suficiente estructura ósea, etc. La implantología ha avanzado mucho en los últimos años y ha dado solución a muchas de esas cuestiones.

En definitiva, debemos ser cautos respecto a ciertas informaciones que creemos a pies juntillas solo porque llevan repitiéndose a lo largo de años y años.

Te recomendamos consultar fuentes fiables y acudir a profesionales. La salud de tu boca está en juego. Para más información ven a visitarnos.